viernes, 5 de septiembre de 2014

Dos mujeres de Lula buscan la presidencia

Informe Otálvora del 30 de agosto de 2014
 
La candidata Marina Silva y el expresidente Lula da Silva, el 20MAR12, en el Hospital Sírio Libanês de São Paulo. Foto: Heinrich Aikawa/Instituto Lula
 
El régimen venezolano colocó en manos del Vicepresidente Ejecutivo, Jorge Arreaza, el manejo de todas las importaciones que realizan las empresas del  Estado, incluyendo las masivas importaciones de alimentos. Igualmente, la entrega de divisas al sector privado y las autorizaciones de importaciones han sido asignadas a Arreaza quien accedió en 2007 al alto gobierno tras su matrimonio con Rosa Chávez, hija del fallecido Hugo Chávez.
*****
Cuatro de los siete candidatos presidenciales con figuración en la campaña electoral brasileña proceden del partido de Lula da Silva, el PT. Las encuestas señalan que la pugna se resume en tres nombres: Dilma Rousseff, candidata-presidente y pupila de Lula; Marina Silva, actual fenómeno electoral y quien procede del PT y; el socialdemócrata Aécio Neves, el postulado menos conocido nacional e internacionalmente, militante del PSDB, el partido del expresidente Fernando Henrique Cardoso. Neves es el único candidato con opción de llegar al Palacio de Planalto que no debe figuración a Lula.
*****
El fallecimiento del nordestino Eduardo Campos, el 13AGO14 en un accidente de aviación aún no aclarado, convirtió a su candidata vicepresidencial Marina Silva, en abanderada del Partido Socialista Brasileño, organización a la cual había ingresado sólo diez meses antes. Una encuesta quincenal de la empresa Datafolha (diario Folha de São  Paulo), con datos levantados en medio del duelo nacional por la muerte del candidato, arrojó cifras según las cuales Silva lograba 21% de intención de votos, muy superior al magro 9% que mostraba Campos. Dado que esa encuesta podía estar influenciada por los actos funerarios en honor a Campos que dieron alta figuración a Silva, diversos analistas optaron por esperar nuevas mediciones, aunque ya la prensa internacional comenzaba a catalogarla como una peligrosa rival para la reelección de Dilma Rousseff. Encuestas posteriores, incluyendo la Ibope levantada el 23-25AGO14, un estudio contratado por la Confederación Nacional del Transporte (con trabajo de campo el 21-24AGO14) y la Datafolha divulgada el 29AGO14 confirman tres hechos: habrá una segunda vuelta electoral que probablemente mediría a Rousseff contra Silva; Marina Silva cuenta con  posibilidades de alcanzar la Presidencia de Brasil y; el opositor Aécio Neves, la opción de cambio político en el país, no ha logrado despegar como candidato.
*****
Marina Silva está siendo denominada por medios de prensa no brasileños como la “Obama de Brasil”, mientras no pocos ya dan como un hecho su victoria en la segunda vuelta marcada para el 26OCT14. Estos análisis parecieran sólo basarse en encuestas y no en otros aspectos de la realidad política de Brasil. Silva carece de un aparato político que respalde la exigente actividad de calle en la campaña y, sólo contará con 2 minutos de propaganda electoral diaria en el decisivo espacio televisivo. Además, sus posturas contra grandes empresas de agronegocios han afectado algunas alianzas políticas estadales que el desaparecido Campos había soldado a su favor.
En contraste, Rousseff cuenta con un aceitado aparato a nivel nacional, posee el  poder factico y comunicacional de la Presidencia, la secundan importantes alianzas partidistas y cuenta con once minutos diarios en la franja televisiva de propaganda electoral gratuita. En una hipotética segunda vuelta entre Rousseff y Silva no es automático el triunfo de la “ecologista”. En mentideros políticos de Brasilia, donde teorías conspirativas no faltan, algunos opinan que la gran ganadora de la desaparición de Campos fue Rousseff.  
*****
Faltando cinco semanas para las elecciones sería erróneo desechar la opción de Aecio Neves como el segundo en disputa. El tucano cuenta con alianzas en estados electoralmente importantes. Sus anuncios de política económica le han ganado apoyos en sectores empresariales de peso. La posición antiaborto le permite aspirar a una fracción del voto evangélico. Probablemente comenzó muy tarde su campaña nacional y ahora debe  enfrentarse a dos mujeres que hicieron su carrera política al lado de Lula y quienes cuentan con 100% de conocimiento por parte del público. 
*****
Marina Silva lanza su aspiración presidencial bajo el lema de “una nueva política” en rechazo a la “vieja política” que identifica con el oficialista PT y el opositor socialdemócrata PSDB.  Pero, al contrario de la imagen transmitida por medios internacionales, Marina Silva no es una exponente de la “antipolítica”, ni es una outsider. Silva es una política profesional desde el año 1988 cuando ejerció como concejal en Rio Branco, capital de su natal estado de Acre. Vinculada con el ahora mítico sindicalista Chico Mendes, asesinado en 1998, Silva logró apropiarse de la imagen de luchadora social ecologista. De cuna pobre en la Amazonía brasileña, Silva escaló a lo largo de tres décadas los peldaños del poder como fiel militante del PT. Fue diputada estadal y senadora, y formó parte de los dos gobiernos de Lula. Su salida del cargo de Ministra del Ambiente en 2008, donde permaneció cinco años, respondió a pugnas intestinas de poder por la administración de planes en la Amazonía. Silva se desprendió del PT e inició un recorrido por diversos partidos. Su postulación presidencial en el 2010 fue a nombre del Partido Verde, del cual se retiró en 2011 para intentar crear su propia organización. Ante el fracaso de crear el partido Red Sustentabilidad, alcanzó un acuerdo de conveniencia con Eduardo Campos quien abrió espacio en el partido PSB y la convirtió en su candidata vicepresidencial. Como en el caso de Chico Mendes, Silva logró hacerse de los activos políticos de la “viudez” tras la muerte de Campos.
En un país donde el voto de los evangélicos representa cerca del 22%, Silva se unió a la influyente y rica iglesia “Assembleia de Deus” en la cual fue ordenada “pastora”. Sus relaciones con el mundo de los negocios han sido crecientes. Es público, por ejemplo, el respaldo del Banco Itaú, uno de los mayores de Brasil y Latinoamérica, para la creación del partido de Silva.
*****
El gobierno ecuatoriano promueve intensamente la creación de un “Tribunal Penal Suramericano”, el cual dependería de Unasur. El jurista Galo Chiriboga, Fiscal General de Ecuador y antiguo ministro y embajador de Rafael Correa, es el se muestra muy activo a nivel internacional para lograr un acuerdo de constitución de una corte penal con jurisdicción en toda Suramérica para atender delitos “transnacionales”. Se trata de un caso más de la proliferación de instancias y organismos que desde Mercosur y Unasur son creados por los gobiernos de Suramérica, muchos de ellos con funciones similares, y solapándose con entes de la ONU y de la OEA. Mercosur debate actualmente, por ejemplo, el “Desarrollo del Sistema de Vigilancia de la Salud de Suramérica”. Unasur aprobó crear una organización técnica en materia electoral. La burocracia internacional está creciendo en Suramérica.  
*****
El lunes 01SEP14, el expresidente colombiano Ernesto Samper Pizano, tomará posesión del cargo de Secretario General de Unasur. La organización de los doce países suramericanos posee un presupuesto de gastos para el año 2014 de US$ 9.830.375. Entre sus partidas presupuestarias figura el ítem “Transferencias y donaciones” que acumula el 43% de los gastos y del cual se alimentan aparatos burocráticos paralelos creados por Unasur. Uno de ellos es el “Instituto Suramericano de Gobierno en Salud” (ISGS) que opera en Río de Janeiro y cuyo presupuesto de gastos para el año 2014 es de US$ 2.352.080. Otro apéndice de Unasur es el “Centro de Estudios Estratégicos de Defensa” del Consejo de Defensa Suramericano con sede en Buenos Aires, sobre cuyo presupuesto no se obtuvo información.
A nivel de su estructura central, Unasur destinó en 2014 un total de US$ 1.291.319 para atender las remuneraciones de 26 personas que integran su personal. Se ignora el salario asignado al Secretario General de Unasur, pero en el caso de uno de sus organismos dependientes (el ISGS) se pudo determinar que la remuneración del jefe, con cargo de  Director Ejecutivo, este año asciende a US$122.438 anuales. 
*****
Por decisión de los cancilleres de los países miembros, Unasur tendrá un incremento de 41% en su partida de gastos para el año 2015 cuando el nuevo Secretario General contará con US$ 13.917.510. Unasur planea duplicar su plantilla de personal en 2015, cuando estaría en funcionamiento el edificio “Nestor Kirchner” en las afueras de Quito. El edificio fue levantado por el gobierno ecuatoriano a un costo de US$40 millones.
El presupuesto del aparato burocrático de Unasur es financiado a partes desiguales por cada uno de los países miembros. El mayores financistas de Unasur es Brasil que aporta 37,4%, seguido de Argentina con 16%, y Venezuela  con 12,4%. Los restantes miembros del club aportan, cada uno, menos del 10% del presupuesto anual. Para cubrir los gastos del año 2014, Venezuela se comprometió a aportar US$1,2 millones de dólares, mientras Brasil asignó US$ 3,6 millones. Al parecer los países miembros de Unasur no suelen ser muy puntuales en sus pagos. En reunión de cancilleres unasureños celebrada el 09ENE14 en Paramaribo, Surinam, el entonces Secretario General, el procastrista venezolano Alí Rodríguez Araque, señaló a varios gobiernos que a esa fecha no habían realizado aún los aportes correspondientes al año 2013.
 
Disponible en:
 http://www.diariolasamericas.com/america-latina/china-y-rusia-rivalizan-estados-unidos-latinoamerica.html?dla=